La energía impregna todo nuestro ser mediante los centros energéticos llamados Chakras. Término sánscrito, que significa círculo, disco o rueda.

Todos somos cuerpos energéticos, y la energía es vital para nuestra existencia y los chakras no son más que círculos de energía que dan vueltas a través de nuestra columna vertebral. Son puntos de transferencia de una energía neutra, un estado que se adquiere cuando cesan los conflictos entre el bien y el mal, y se logra el equilibrio. Somos nosotros los que bloqueamos o abrimos estos puntos a través de nuestra actitud, palabras, acciones, pensamientos y sentimientos.

Tanto en sus aspectos bloqueados como en los abiertos, los sentimientos despliegan una intensa energía. Mediante nuestros pensamientos y sentimientos experimentamos la energía de nuestro mundo interno; a través de la vista, oído, olfato, gusto y tacto, experimentamos el mundo externo.

Los chakras principales son seis o siete, según diferentes doctrinas religiosas o culturales. Normalmente se asocian con los sonidos, colores, glándulas endocrinas o cuarzos. Éstos últimos, contienen más de un mineral. Poseen una mezcla de las energías del mineral que contienen. Cada uno  se puede utilizar de manera única para ayudarnos a curar y equilibrar cuerpo, mente y espíritu. Sirven también  de protección.

Lo primero que hay que hacer antes de utilizarlos, es purificar, activar y cargar los cristales.

Esencia Kashmir

Actual Fase Lunar

Luna Llena
Luna Llena